RENDIRSE NO ES UNA OPCIÓN. RAMÓN ARROYO Y SU HISTORIA DE SUPERACIÓN DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE LLEVADA AL CINE

, , 0 Comentarios

La editorial @amateditorial nos presenta con "Rendirse no es una opción" un testimonio de superación personal de la #esclerosis múltiple cuya adaptación cinematográfica de Filmax, "100 metros" se estrenará este otoño en cines protagonizada por Dani Rovira.

Cuando me diagnosticaron esclerosis múltiple, un médico me aseguró que en poco tiempo no podría caminar ni 200 metros. Unos años después, participaba en mi primera Ironman, la prueba más exigente del triatlón.

Con 32 años lo tenía todo: era un hombre sano, enamorado, con sentido del humor y luchador. Ejecutivo comercial en una gran empresa, viajaba constantemente por todo el mundo, saltando de un continente a otro con la misión de cerrar acuerdos importantes. Mi vida profesional transcurría entre países exóticos, hoteles lujosos, esperas en aeropuerto, aviones estrechos y reuniones tensas e interminables. Lo tenía realmente todo. Pero aquello pareció desvanecerse para siempre una mañana de vacaciones.

Se me cayó el cigarrillo de las manos. No una, sino dos veces. No le di mucha importancia al principio, pero fueron las primeras señales de un conjunto de síntomas que me preocuparon. Poco después me dijeron que padecía esclerosis múltiples. Me pronosticaron un futuro bastante gris y lo acepté, pero cuando vi que no podía coger en brazos a mi hijo, cambié totalmente de actitud. Empecé a recorrer cada día los 200 metros que separaban mi casa de la estación de metro. Cuando comprobé que podía hacerlo, decidí aumentar la distancia. Poco a poco, correr se convirtió en mi apuesta vital hasta que quise ir aún más allá. Me compré una bicicleta y me aboné a una piscina. Tenía dos claros objetivos: romper mis límites y vivir.


Ramón Arroyo está diagnosticado de Esclerosis Múltiple Recurrente Remitente desde el año 2004. Está casado y tiene dos hijos. Trabaja como responsable de cuentas estratégicas en una multinacional y desde 2008 practica deporte habitualmente, habiendo realizado hasta la fechas entre otras, múltiples carreras de 10 Km, más de 15 medias maratones y 4 maratones. 

Compaginando esta actividad, participa en pruebas de triatlón en diferentes distancias incluyendo la IronMan, que alcanzó con éxito en 2013 tras meses de esfuerzo. Esta disciplina está considerada como una de las pruebas más duras del mundo deportivo y en la actualidad sólo cuatro personas afectadas de esclerosis múltiple han sido capaces de completarla. Su activa práctica deportiva ha supuesto en opinión de médicos, psicoterapeutas y fisioterapeutas un pilar fundamental para mantener su calidad de vida. 


Desde hace unos años, conjuntamente con la Federación Española para la Lucha contra la Esclerosis Múltiple y Esclerosis Múltiple España, se dedica al proyecto IM4EM para sensibilizar a los afectados de esta enfermedad de la importancia de la actividad física. Su aventura ha sido llevada a la gran pantalla en la película 100 metros, protagonizada por Dani Rovira.

La historia de Ramón Arroyo llega ahora al cine y en el papel protagonista, Dani Rovira, que cambia por primera vez de registro. Primer drama para Dani Rovira que además se pone en la piel de un hombre con Esclerosis múltiple y problemas de movilidad, “mucha responsabilidad”, dice, contar bien al público lo que es la enfermedad. Esta historia merecía una película.Durante el rodaje, Rovira ha estado trabajando codo con codo con Ramón Arroyo, a quien define como un auténtico «superhéroe». Los lazos de amistad que están construyendo han hecho que se hayan decidido a presentarse juntos a correr la media Ironman de Calella este próximo mes de mayo de manera paralela, lo que está suponiendo todo un reto también para el actor. Tras las duras horas de intenso rodaje –ha estado metido en el mar en pleno invierno durante una semana y ha recorrido kilómetros en bicicleta en plena montaña con condiciones climatológicas adversas–, el actor se está sometiendo a tres horas diarias de entrenamiento junto a Arroyo.

En la película también participa Karra Elejalde, quien volverá a hacer de suegro (y entrenador) del personaje de Rovira, como ya hizo en ‘Ocho apellidos vascos’ y en su secuela.


Esta película servirá sin duda para aumentar la visibilidad de la Esclerosis Múltiple, una enfermedad a día de hoy poco conocida entre la población, pero que afecta a cerca de 47.000 personas en nuestro país. La Esclerosis Múltiple es una enfermedad degenerativa y crónica, que hoy en día no tiene cura. 

Asturlibros Noroeste

Asturlibros Noroeste Empresa distribuidora independiente de libros, papelería molona, álbum ilustrado y cómic. www.asturlibros.es